Pintura de naves

Pintura de naves

Las naves industriales son de los espacios más problemáticos en cuanto a mantenimiento y limpieza. Ambos elementos se favorecerán con una aplicación de pintura según las reales necesidades. Los productos de nueva generación a base de poliuretanos o resinas epoxi, hacen fácil un mantenimiento que de otro modo, supondría trabajos costosos tanto en lo económico como en lo temporal.

En Mapiser diferenciamos claramente entre dos tipos de naves:

  • Agrícolas.
  • Urbanas.

Aunque a veces tengan elementos en común, en la gran mayoría de las ocasiones, las primeras están dedicadas a productos agrícolas, siendo común la existencia silos de cereales o de otros productos alimenticios.

En naves agrícolas, la aplicación de pintura ha de realizarse de acuerdo a ciertas normas. No se trata de trabajos que pueda realizar cualquier pintor, entre otras cosas, porque se necesitarán andamios o elevadores que solamente poseen las empresas profesionalizadas.

Además, al tratarse de edificios que contienen productos alimentarios, habrá que tener cuidado con los materiales empleados, ventilación, tiempos de secado...

La tarea de pintar de arriba abajo una nave industrial desordenada o abandonada, es un trabajo que frecuentemente comporta actuaciones avanzadas y en las que hay que ponerse las pilas para no perder demasiado tiempo.

Los profesionales tendrán que trabajar en varios sentidos, siendo uno de los primordiales la previa reparación de los paramentos. Comúnmente en naves urbanas, es habitual que haya líquidos que han sido absorbidos por el suelo, creando manchas.

También las paredes pueden estar afectadas, así como marcos de ventanas, estructuras aislantes, maquinaria...

Recordemos que muchas de las naves industriales urbanas contienen instrumental que también puede ser pintado. Insistimos en que no solo nos ocupamos de suelos o paredes, sino que también estamos preparados para una renovación de pintura de grandes estructuras de metal, ventanales, claraboyas, estructuras de cartón yeso...

En el caso de los suelos, la preservación de estos es fundamental al referirnos a edificios en los que el tránsito y el trabajo son duros. Los operarios de Mapiser conocen los morteros autonivelantes, así como los productos epoxi.

Con este tipo de materiales se logran trabajos de calidad y sin demasiadas complicaciones. Lo cierto es que, en las naves industriales, el suelo tiene que estar limpio, exento de grietas o de junturas que puedan ser tomadas por bacilos.

Recordemos que la limpieza posterior de una fábrica o nave, está muy relacionada con la dotación de pintura y reformas previamente realizadas. Así, habrá que anticiparse a los hechos y realizar un reconocimiento de todo resquicio para que las esquinas queden perfectamente selladas.

El momento de la reforma o aplicación de pintura o suelos en las naves industriales, es clave, pues como decimos, de una correcta colocación y disposición surgirán posibilidades para una mejora del mantenimiento a corto y largo plazo.

Además de la diferenciación indicada arriba, las naves industriales se clasifican según otros criterios. En Mapiser trabajamos en edificios industriales de tipo A, B y C.

En el primer caso, la estructura ocupa solo en parte la edificación. Hay dos posibilidades en las naves A: disposiciones en horizontal o vertical.

Por su parte, las naves clasificadas con la letra B son aquellas que ocupan íntegramente un edificio y están separadas de edificios anejos por al menos 3 metros de distancia. Es importante que el espacio de separación esté libre de suciedad y elementos que puedan ser transmisores del fuego.

En este punto, afirmamos que desde Mapiser se pondrá especial atención a este peligroso factor, teniendo en cuenta la aplicación de productos ignífugos.

Siguiendo con la clasificación de naves industriales que nos ocupamos de pintar y rehabilitar, también hay que proponer soluciones para las edificaciones C, así como para naves específicas en las que se realizan trabajos desacostumbrados.

Disponemos de pinturas reflectantes para señalizaciones, otro de los aspectos importantes en las naves industriales. Al igual que ocurre en los garajes, una pobre iluminación en determinadas áreas hace que necesaria la aplicación de señalizaciones con pintura que integre sustancias reflectantes.

Los pintores profesionales de nuestra empresa de Zaragoza también se ocuparán de limpiar grandes chimeneas, salidas de gases, paredes a diferente altura... y por supuesto la fachada de la nave.

Si se trata de una nave agrícola aislada y para fines puramente funcionales y sin público, no será necesaria una fachada perfecta, pero sí en fábricas o espacios industriales que sean visitados o cuya reputación se resienta por el mal estado de la fachada.

Manchas de herrumbre, de mohos, de humos... deben desaparecer bajos las manos profesionales de los pintores, quienes antes se encargarán de llevar a cabo una reparación de todos y cada uno de los metros cuadrados de la superficie de los paramentos.

En las fachadas, realizaremos sellado de cualquier grieta, poniendo especial atención a las humedades y fisuras que provoquen entradas de aire.

Ante la opción de pintar la nave industrial, el cliente tiene tantas opciones que puede extraviarse en sus planes. De hecho, la mayor parte de los responsables de las naves y fábricas no conocen ni tienen por qué conocer los tipos de pintura.

Hoy en día hay a disposición de operarios y clientes, pinturas para cubrir muchas necesidades diferentes. Aquí entran nuestros pintores en Zaragoza, quienes además de proporcionar acciones directas y trabajos en poco tiempo, asesoran a los clientes en todos los aspectos.

Si no tiene idea de qué tipo de aplicación de pinturas conviene a su nave urbana o rural, pero sabe que tiene que ser pintada... no espere más y llámenos sin compromiso.

Obtendrá un presupuesto completamente gratis, el primer paso de que lo que quizá sea un cambio radical en el aspecto superficial e infraestructural de su edificio.

Nuestro equipo es experto en trabajos de calidad, pero estos trabajos no podrían darse de no utilizarse productos de primera categoría.

Es importante no solo pintar bien, sino pintar con pinturas de calidad, que resistan, que se adhieran bien y que no exijan la aplicación de demasiadas capas.

En edificios fabriles de cualquier tipo, especialistas en pintura de Zaragoza le ayudarán a lograr exactamente lo que desea, tanto en el aspecto estético como funcional.

Contáctenos vía formulario, utilizando el teléfono... toda vía de comunicación será buena para informarse sobre una mejora sustancial para su fábrica, nave o almacén.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE